Select Page

Texto German Magrazo

Fotos Bisual Studio

Simplemente pensar y actuar antes de que se piense demasiado. Esto es lo que al final sucedió a mediados del mes de enero del presente año. Después de muchos años tirándome atrás en el último momento, al fin apreté el último click, el maldito y costoso click, el click que me llevaba a una Thank You Page por comprar un billete de avión, -me tendría que haber grabado la cara en ese momento-, para mí era el último escollo que nunca podía superar.

Cada año para esas fechas, y alentado casi siempre por dos de mis grandes amigos y viajeros, había llegado siempre a la página del último click, esa de aceptar las condiciones y que no te deja vuelta atrás, pero por deseo del acertado quizá, destino, nunca llegué a apretarlo hasta esta ocasión. Y ahora, una vez salvado el primer y gran obstáculo no puedo dejar de pensar día y noche en lo que me puede esperar más allá del aeropuerto. Es una sensación muy nueva para mí, no será la primera vez que viajo, he estado en Egipto, Grecia, Túnez, Turquía, Holanda, Francia y Reino Unido. Pero nunca he viajado solo y siempre he tenido todo el viaje organizado.

Esta vez es diferente. El viaje se transforma absolutamente y con todas sus letras en una aventura. Mi aventura empieza el 24 de Junio, ese mismo día embarcaré en un avión que me llevará a Bangkok y de allí cogeré otro vuelo para aterrizar en la ciudad camboyana de Siem Reap, estaré por allí unos cuatro días para después regresar a Tailandia y pasar los 18 o 19 días restantes de mi viaje, lo demás? Lo que siempre me ha obsesionado y enamorado… puro misterio!! Y es ese misterio lo que ahora mismo estoy disfrutando, el pensar que va a suceder, cómo voy a reaccionar en cada situación, como me defenderé en otro idioma, qué tipo de personas voy a conocer, cómo voy a volver aquí. Sin que apenas hayan pasado cuatro meses desde que compré el billete, ya noto que el viaje me está cambiando. Nunca pensé que podría hacer algo así en solitario y ahora sé que lo voy a hacer y curiosamente no me voy a dormir ni un solo día sin imaginar algún paisaje, algún encuentro casual o alguna escena que, imaginaria o no, ya la estoy disfrutando como si fuera real. No sé como volveré, ni tan siquiera qué experiencias buenas y malas me voy a encontrar, pero lo que sí es seguro es que sin haber cogido aún el avión, ya lo estoy disfrutando.

[Best_Wordpress_Gallery gallery_type=”thumbnails” theme_id=”1″ gallery_id=”10″ sort_by=”order” order_by=”asc” show_search_box=”0″ search_box_width=”180″ image_column_number=”2″ images_per_page=”30″ image_title=”none” image_enable_page=”1″ thumb_width=”250″ thumb_height=”167″ popup_fullscreen=”0″ popup_autoplay=”0″ popup_width=”800″ popup_height=”500″ popup_effect=”fade” popup_interval=”2″ popup_enable_filmstrip=”1″ popup_filmstrip_height=”50″ popup_enable_ctrl_btn=”1″ popup_enable_fullscreen=”1″ popup_enable_info=”1″ popup_enable_comment=”1″ popup_enable_facebook=”1″ popup_enable_twitter=”1″ popup_enable_google=”1″ popup_enable_pinterest=”0″ popup_enable_tumblr=”0″ watermark_type=”none” watermark_link=”http://web-dorado.com”]

¿Quieres conocer mejor los pasos que sigue German?

 

Durante el viaje de German disfruta de un 20% de descuento en el libro

y las fotografías de Bisual Studio de “Camboya”. Date prisa y adquiérelo antes

de que vuele de regreso a casa.

Al hacer tu pedido introduce el código: GERCAMBOYA20

 
 

[product id=”LibroCAM” sku=”LibroCAM”]